martes, 4 de febrero de 2014

CONÓCEME... Y ENCUENTRA TU VOZ...

Tengo la suerte de poder trabajar en lo que más me gusta, en lo que me apasiona y nunca mejor dicho, me hace vibrar: LA INTERPRETACIÓN. Y lo digo así, porque, en realidad, aunque en mi currículum pongo: Actriz y Cantante, yo me considero INTÉRPRETE.


Me parece muy hermoso poder interpretar el mundo, otros personajes, otras historias... a través de uno mismo, de tus emociones, de tu voz, de tu cuerpo, en definitiva, de tu ser ,  y con todo ello poder hacer soñar a otros y , por qué no, mover un poquito sus corazones.

Son casi 20 años trabajando con mi voz profesionalmente y desde niña, cantando, y en este caminar me he encontrado, en muchas ocasiones, con bloqueos que no me dejaban avanzar técnicamente y me frustraban vocalmente. Eran problemas que iban más allá de mis clases de canto, pero influían directamente en ellas y, casi siempre, por temas de los que ni yo era consciente. Estaba claro, mi voz y mi cuerpo eran la principal herramienta en mi trabajo y mi vía de expresión, por ello, fluir y sentirme libre era un objetivo no sólo en mi crecimiento personal, sino también en el profesional, y así,  han ido  siempre dadas de la mano.


El primer gran cambio en la evolución de mi voz, lo noté cuando empecé a introducir la interpretación en el canto: subirme a un escenario y cantar a la vez que interpretaba, eso fue la bomba que desencadenó la primera gran sensación de libertad en mí, cantando. Emociones a flor de piel, que impulsaban un cuerpo en acción y todo ello provocaba una vibración en mi voz más plena y libre. Una conexión conmigo misma, a otro nivel. ¿Qué sucedía en mis clases de canto para que no fluyera todo tan fácilmente?  A raíz de empezar la carrera de arte dramático, y ver que desbloquear mi cuerpo y mis emociones era tan importante en el trabajo con mi voz, empecé a bucear en el mundo de las terapias alternativas para encontrar otros caminos.

Practicar bioenergética, diafréoterapia o yoga, me abrió un mundo en el desbloqueo de la respiración y de emociones; leer mucho sobre medicina china, centros energéticos y chakras, recibir algunos cursos sobre ello, además de obtener  la maestría de reiki,  o entrar en contacto con la osteopatía, la naturopatía,  o la kinesiología, me llevó también a ver el trabajo corporal y emocional desde un punto de vista más energético. Así que para poder trasladar ese lenguaje en algo menos abstracto, realicé unas prácticas presenciales con un foniatra especialista en cantantes, con el que trabajé sobre la reeducación vocal en voz hablada y cantada  y la influencia de las cadenas musculares en el diafragma y por tanto en todo el engranaje de la voz. Sobre este tema encontré interesante documentación que utilicé para desarrollar mi tesis final de la carrera Superior de Canto, precisamente sobre Las cadenas musculares y su influencia en el canto. Este acercamiento a la medicina más convencional me confirmó, definitivamente, que mi visión holística de la vida, me ha ayudado a integrar todo lo aprendido por otras vías no orientadas específicamente al canto, y me ha empujado a aplicarlo intuitivamente en el trabajo con la voz con gran satisfacción y éxito tanto a nivel personal como profesional.

En este interesante  proceso, aunque no siempre fácil, he querido hacer una parada, una mirada atrás, un punto de inflexión para coger impulso y lanzarme a compartir este amalgama de vivencias. Aplicarlo con mis alumn@s, me ha llevado a reafirmar que un buen trabajo corporal de estiramientos específicos, de respiración, o incluso a veces de relajación y atención plena (mindfulness) antes de cantar o trabajar la voz, es necesario en algunos casos y  afianza mi propia filosofía de que la búsqueda de fluir uno mismo, es necesaria para poder hacer vibrar a los demás. He desarrollado un método muy personal de trabajo y siento que puedo ofrecer una alternativa diferente a gente que se encuentre perdida y descentrada vocalmente. Lo que me motiva es ayudar al alumn@ a encontrar  la resonancia y fluidez de su propia voz con armonía y emoción, en un cuerpo que vibre. El cómo, lo encontramos juntos, y desde el refuerzo positivo y con la máxima de que nada está ni bien ni mal, en un trabajo conjunto en el que buscamos la verdadera conexión del cuerpo y  la voz.


Las clases que imparto normalmente son de una hora, enfocadas a profesionales del canto y la interpretación, pero también amateurs. Respiración, vocalización, técnica vocal tanto hablada como cantada, dicción,  interpretación en el canto, preparación de castings, etc.... 

En sesiones de hora y media, se hace un trabajo más específico de liberación de la voz con un enfoque físico-energético y vocal. 


Seas o no profesional de la voz, si sientes que lo necesitas en tu vida personal y/o artística, liberate y vibra !!!!  Porque la Voz ... es el sonido del Alma

Canta A Vivra Voz!!!